663 579 711 | 911 968 011 info@ibanos.com
Seleccionar página
3 ideas para un baño compartido más cómodo

3 ideas para un baño compartido más cómodo

El objetivo final de un baño compartido es conseguir que dos o más personas puedan usarlo al mismo tiempo, sin incomodidades y con un espacio de uso propio.

A continuación proponemos 4 ideas para que el día a día en un baño compartido sea más confortable.

Diseño funcional y distribución por zonas

Ya sea un cuarto de baño compartido con la familia o con la pareja hay que adaptarse al espacio disponible y delimitar las diferentes zonas de uso en las que lo queramos dividir.

En los baños compartidos hay que lograr un equilibrio entre la parte estética y la parte práctica y funcional, para conseguir un resultado bonito pero también cómodo.

Debemos pensar en las necesidades de cada miembro de la familia, no todos le vamos a dar uso de la misma manera. Debemos fijarnos en cada elemento o material que vayamos a colocar con perspectiva de futuro ya que en un baño se busca durabilidad por muchos años.

Normalmente un baño lo dividiremos en tres zonas por cada una de las funciones que realizamos en él: la zona del tocador (lavabo), la zona de baño (bañera, mampara y/o plato de ducha) y la zona de sanitarios (inodoro y bidé).

Si disponemos de espacio suficiente en los baños compartidos conviene separar el inodoro y el bidé del resto de los espacios del cuarto de baño. De esa forma se podrán hacer las necesidades sin que nadie se incomode y esconderemos también la parte menos estética del baño.

El inodoro y bidé serían los elementos principales a aislar, y en segundo lugar si seguimos con espacio suficiente es aconsejable también crear una zona para el plato de duchamampara y/o bañera consiguiendo así mayor intimidad.

Incluir un muro que separe ambas zonas de la zona del lavabo es una estupenda idea, pero si el espacio es más reducido una distribución en línea nos permite dejar libre un espacio central de paso de 60cm a 90cm. De este modo, si hay dos o más usuarios utilizando una zona concreta del baño al mismo tiempo, se previene el riesgo de molestarse al pasar.

Dos lavabos independientes o en su defecto encimera grande

En los baños compartidos siempre existe la posibilidad de que más de una persona tenga que entrar al baño a la vez. Ya sea a lavarse las manos, los dientes, maquillarse, peinarse, afeitarse… tareas que al no disponer de dos lavabos o encimera con un seno grande no se podrían realizar a la vez.

Con un lavabo doble optimizamos el tiempo en la baño, reducimos el tiempo de espera y evitamos posibles conflictos. A no ser que el baño sea tan pequeño que no nos quepa un doble lavabo o un mueble de baño con doble seno, en los baños compartidos un doble lavabo siempre es un beneficio.

Si no hay espacio para dos lavabos, se debería procurar que la encimera para baño sea lo más grande posible, para que mientras uno usa el lavabo la otra persona también pueda realizar otras tareas.

Esta es una de las mejores opciones para que varias personas usen el baño al mismo tiempo y de manera agradable.

Plus de almacenaje

Además de una buena distribución del espacio, debemos optimizarlo para conseguir el máximo espacio de almacenamiento posible.

Cada persona tiene sus propios botes, utensilios y cajas por lo que sería bueno que cada una dispusiera de su propio espacio para sus cosas. Para ello, un mueble de baño grande de 100cm o 120cm con varios cajones, donde cada uno tenga un cajón asignado o una parte del cajón con divisores es una gran ayuda.

En el caso de que los cajones no sean suficientes o el mueble de baño tenga una capacidad más reducida se puede recurrir siempre a muebles de baño auxiliares como estanterías, muebles suspendidos o columnas, que no ocupan mucho espacio y nos sirven para disponer de un lugar de almacenaje extra.

Con estos 3 consejos lograremos que nuestro baño compartido se convierta en espacio práctico, funcional y sin altercados, además de cómodo y bonito.

 

Todo sobre las ventajas de instalar un plato de ducha a ras de suelo

Todo sobre las ventajas de instalar un plato de ducha a ras de suelo

Una de las últimas tendencias en decoración de baños consiste en sustituir los tradicionales platos de ducha elevados por los platos de ducha a ras de suelo.

El baño suele ser una de las habitaciones del hogar que más modificaciones suele sufrir a lo largo de su vida. No sabemos bien por qué pero nos gusta renovar nuestro baño ya que su estética, apariencia y funcionalidad son muy importantes para nosotros. Pero… ¿duchas a ras de suelo? Alguno se preguntará cómo es posible que se vuelva tendencia algo que podríamos considerar arcaico. Cierto es que las primeras duchas empezaron así, con el mango de la ducha, un desagüe en el suelo y poco más. Nada de plato de ducha, el agua caía en el mismo suelo. De hecho el plato de ducha era algo moderno. Pero sí. Lo hemos vuelto a hacer. Parece ser que hemos puesto de moda algo que ya existía anteriormente.

(más…)

Cómo elegir un plato de ducha

Cómo elegir un plato de ducha

Un plato de ducha hacen del cuarto de baño un sitio más accesible y seguro. Además, existen son fabricados en distintas medidas estándar e incluso se pueden realizar a medida lo que hace que se adapten totalmente en el baño en el espacio que disponemos.

¿Sabes que plato de ducha necesitas?

Para realizar una compra inteligente, es bueno saber de antemano qué tipo de producto se ajusta a nuestras necesidades, qué podemos encontrar en el mercado y cuál es el producto que más se ajusta a nuestro trato y uso. (más…)