663 579 711 | 911 968 011 info@ibanos.com
Seleccionar página
Descubre los nuevos lavabos de porcelana Bathco

Descubre los nuevos lavabos de porcelana Bathco

El fabricante Bathco se caracteriza por sus continuas mejoras, centrándose en nuevos materiales que permiten crear grandes novedades llenas de detalles.

Entre algunas de sus novedades de 2019 destacan los nuevos lavabos de porcelana que surgen de la remodelación de productos ya existentes y también se presentan nuevos diseños a los que han añadido complementos que permiten aprovechar los espacios.

El equipo de diseño de Bathco ha querido dar un toque de frescura y hacer más atractivas algunas referencias. Estos nuevos modelos surgen de un restyling realizado a algunos productos de su catálogo general dando lugar a lavabos que se caracterizan por su pequeños detalles como la reducción del grosor de sus paredes o la modificación de la forma del rebosadero.

El lavabo Plasencia es un modelo cónico de porcelana y sin rebosadero. Está diseñado para colocar sobre encimera.

El modelo Villareal es un lavabo de porcelana con forma redonda y con rebosadero. También para colocar sobre encimera.

Buelna y Besaya son dos piezas que se pueden instalar sobre encimera o semiencastradas, además se les puede añadir como complemento una tapa – bandeja de bambú a modo de balda inspirada en los lavaderos antiguos. De esta forma, la cuenca del lavabo cumple la función de aprovechamiento del espacio.

La diferencia entre ambos lavabos de porcelana es que el modelo Besaya es cuadrado y dispone de un agujero para el grifo y sin rebosadero. Por su parte, el lavabo Buelna cuenta con las mismas características pero se presenta en formato circular. Ambos están disponibles en acabado blanco y gris.

Puedes ver todos los lavabos de Bathco en el siguiente enlace: https://www.ibanos.com/23_bathco

 

En verano refresca también tu cuarto de baño

En verano refresca también tu cuarto de baño

El verano es una época para descansar y relajarse, pero también son muchas las personas que deciden realizar reformas o cambios en su cuarto de baño durante este periodo.

La falta de tiempo es el principal motivo de la elección de estas fechas. Realizar una reforma conlleva tomar decisiones en relación a que productos escogemos, donde ubicamos los elementos, la mano de obra…

Si no queremos meternos en obra pero deseamos realizar un cambio en nuestro cuarto de baño de cara al verano existen varias formas de hacerlo y conseguir darle un toque fresquito y actual.

¿Cómo puedo refrescar mi cuarto de baño en verano?

La grifería, los lavabos y los accesorios son la mejor solución. Sencilla y económica.

Grifería de color

Actualmente existe una amplia gama de grifería con variedad de tamaños, colores y acabados. La grifería de color esta diseñada para destacar y dar vitalidad al cuarto de baño.

Muchas veces no nos decidimos porque pensamos ¿Y si es demasiado arriesgado?, ¿Y si me canso de ese color?

El color influye en nuestro estado de ánimo, y aunque pensemos que puede ser arriesgado, la grifería de color nos puede ofrecer, además de un estilo diferenciado, sensación de bienestar en nuestro espacio de baño. Podemos escoger tonos rosas o naranjas que nos den calidez; verdes o azules que nos den serenidad o tonos como amarillo o blanco para dar luminosidad.

Podemos encontrar diferentes colecciones de varios fabricantes, como TRES, GROHE o IMEX que unifican diseño, calidad y precio para ofrecernos grandes posibilidades.

 

 

Lavabos con decorados o de materiales novedosos.

Lavabos de diferentes materiales, texturas y decorados nos harán conseguir el estilo que deseamos tener en el cuarto de baño en verano.

Con los lavabos vintage de porcelana tendremos un estilo más rústico. El fabricante BATHCO tiene una bonita colección de lavabos vintage, con más de 19 decorados distintos que quedarán perfectos en nuestro baño.

Para conseguir un espacio más minimalista los materiales como la piedra o el cemento y terrazo con sus cálidos colores y su textura consiguen crear un entorno natural a la vez que sofisticado.

Por otra parte, si queremos dar un paso más allá y salirnos de lo convencional y de los tradicionales lavabos de porcelana, podemos optar por lavabos de acero inoxidable o aluminio. Darán un toque original y diferente y además tienen muy fácil mantenimiento.

Accesorios de baño.

Darle una vuelta a los accesorios de baño es la opción más fácil para conseguir cambiar el aspecto de nuestro cuarto de baño o aseo.

Toalleros, perchas, portarrollos, escobilleros… o incluso el espejo de baño o los apliques, son pequeños cambios que podemos realizar para darle un toque más actual a nuestro baño.

El fabricante CM Baños dispone de varias colecciones que se adaptan a todos los estilos y con posibilidad de instalación con adhesivo. Este tipo de instalación hará que no tengamos que hacer agujeros con taladro y podamos quitarlos fácilmente cuando decidamos hacer el próximo cambio en nuestro baño

Dentro de los accesorios también podemos englobar los textiles, como toallas, alfombrillas o cortinas, al cambiar el color o material conseguiremos preparar la estancia para cada temporada del año.

 

3 ideas para un baño compartido más cómodo

3 ideas para un baño compartido más cómodo

El objetivo final de un baño compartido es conseguir que dos o más personas puedan usarlo al mismo tiempo, sin incomodidades y con un espacio de uso propio.

A continuación proponemos 4 ideas para que el día a día en un baño compartido sea más confortable.

Diseño funcional y distribución por zonas

Ya sea un cuarto de baño compartido con la familia o con la pareja hay que adaptarse al espacio disponible y delimitar las diferentes zonas de uso en las que lo queramos dividir.

En los baños compartidos hay que lograr un equilibrio entre la parte estética y la parte práctica y funcional, para conseguir un resultado bonito pero también cómodo.

Debemos pensar en las necesidades de cada miembro de la familia, no todos le vamos a dar uso de la misma manera. Debemos fijarnos en cada elemento o material que vayamos a colocar con perspectiva de futuro ya que en un baño se busca durabilidad por muchos años.

Normalmente un baño lo dividiremos en tres zonas por cada una de las funciones que realizamos en él: la zona del tocador (lavabo), la zona de baño (bañera, mampara y/o plato de ducha) y la zona de sanitarios (inodoro y bidé).

Si disponemos de espacio suficiente en los baños compartidos conviene separar el inodoro y el bidé del resto de los espacios del cuarto de baño. De esa forma se podrán hacer las necesidades sin que nadie se incomode y esconderemos también la parte menos estética del baño.

El inodoro y bidé serían los elementos principales a aislar, y en segundo lugar si seguimos con espacio suficiente es aconsejable también crear una zona para el plato de duchamampara y/o bañera consiguiendo así mayor intimidad.

Incluir un muro que separe ambas zonas de la zona del lavabo es una estupenda idea, pero si el espacio es más reducido una distribución en línea nos permite dejar libre un espacio central de paso de 60cm a 90cm. De este modo, si hay dos o más usuarios utilizando una zona concreta del baño al mismo tiempo, se previene el riesgo de molestarse al pasar.

Dos lavabos independientes o en su defecto encimera grande

En los baños compartidos siempre existe la posibilidad de que más de una persona tenga que entrar al baño a la vez. Ya sea a lavarse las manos, los dientes, maquillarse, peinarse, afeitarse… tareas que al no disponer de dos lavabos o encimera con un seno grande no se podrían realizar a la vez.

Con un lavabo doble optimizamos el tiempo en la baño, reducimos el tiempo de espera y evitamos posibles conflictos. A no ser que el baño sea tan pequeño que no nos quepa un doble lavabo o un mueble de baño con doble seno, en los baños compartidos un doble lavabo siempre es un beneficio.

Si no hay espacio para dos lavabos, se debería procurar que la encimera para baño sea lo más grande posible, para que mientras uno usa el lavabo la otra persona también pueda realizar otras tareas.

Esta es una de las mejores opciones para que varias personas usen el baño al mismo tiempo y de manera agradable.

Plus de almacenaje

Además de una buena distribución del espacio, debemos optimizarlo para conseguir el máximo espacio de almacenamiento posible.

Cada persona tiene sus propios botes, utensilios y cajas por lo que sería bueno que cada una dispusiera de su propio espacio para sus cosas. Para ello, un mueble de baño grande de 100cm o 120cm con varios cajones, donde cada uno tenga un cajón asignado o una parte del cajón con divisores es una gran ayuda.

En el caso de que los cajones no sean suficientes o el mueble de baño tenga una capacidad más reducida se puede recurrir siempre a muebles de baño auxiliares como estanterías, muebles suspendidos o columnas, que no ocupan mucho espacio y nos sirven para disponer de un lugar de almacenaje extra.

Con estos 3 consejos lograremos que nuestro baño compartido se convierta en espacio práctico, funcional y sin altercados, además de cómodo y bonito.

 

¿Qué tipo de lavabo puedo colocar en el cuarto de baño?

¿Qué tipo de lavabo puedo colocar en el cuarto de baño?

El lavabo es uno de los elementos más importantes y utilizados dentro del cuarto de baño.

Siempre se habla de los diferentes materiales de fabricación, pero otro aspecto importante es la colocación, que dependerá del tipo de mobiliario de baño que tengamos. El espacio del que dispongamos también es importante y, sobre todo, la estética que le queramos dar a esta estancia determinan el tipo de lavabo a elegir.

En primer lugar podemos hacer una clasificación general entre lavabos para muebles y lavabos sin mueble.

Lavabo para mueble:

Requieren de un mueble de baño que disponga de una encimera o una tapa. Podemos encontrar los siguientes modelos:

Lavabos encastrados: son aquellos que quedan encajados en la encimera encastrados en el mueble. El mueble es el que adquiere el protagonismo, ocultando gran parte del lavamanos. El borde perimetral superior del lavabo queda ligeramente por encima del nivel de la encimera.

Lavabos semi encastrados: estos modelos son los que necesitan de un mueble de apoyo pero no están totalmente incrustados sobre saliendo una parte del lavabo.

Lavabos bajo encastrados: son otra variedad del lavabo para encastrar. El lavabo queda enrasado debajo de la encimera, remetido ligeramente. De esta manera, la encimera tiene continuidad visual.

Lavabos sobre encimera: estos lavabos se apoyan directamente en la encimera del mueble de baño, adquiriendo protagonismo al sobresalir del conjunto. Este tipo de lavabo es muy decorativos y existe gran variedad de formas y decorados que permiten dar ese toque de originalidad al cuarto de baño. Algunos incluyen orificio para el grifo y en otros hay que instalarlos externamente. Para este tipo de lavabos se recomienda los grifos de caño alto.

Lavabos integrales / encimeras: son aquellos modelos en los que la encimera ya lleva el lavabo integrado.

Lavabo sin mueble:

Como su nombre indica son aquellos que se colocan en el baño solos, sin necesidad de mueble de baño ni encimera complementaria.

Lavabos a suelo: también llamados para pedestal o lavabos exentos. Son lavabos sin mueble, ni encimera, ni complementos pensados para colocar con un pie de apoyo o en algunos casos este ya viene incluido. Este tipo de lavabo es ideal para baños de cortesía donde no se necesite espacio de almacenaje.

Lavabos suspendidos: estos no tienen pie, ni encimera y van sujetos a la pared. Ideal para baños pequeños o aseos ofreciendo una sensación de mayor amplitud. Se conocen también como lavabos murales.

Existen grandes fabricantes especializados en lavabos que aportan calidad, estilo y diseño al cuarto de baño. Puedes ver todos los modelos en en el siguiente enlace: https://www.ibanos.com/65-lavabos

En Ibaños ya puedes comprar online los mejores lavabos de material Solid Surface

En Ibaños ya puedes comprar online los mejores lavabos de material Solid Surface

Uno de los materiales, que componen los lavabos de diseño y otros tipos de muebles de baño, cuya popularidad está subiendo como la espuma es el conocido como material Solid Surface.

El Solid Surface es un material que surgió en el año 1967. Desde entonces no ha parado de ganar popularidad usándose cada día en más muebles de baño.

A pesar de que en los baños es donde tiene mayor presencia, ya comienza a echarse mano de él para otros muebles externos al baño como por ejemplo las encimeras. El hecho de que este material comience a imponerse no es mera casualidad sino que responde a una generosa lista de ventajas que lo hacen ser un material ideal para cualquier mueble de baño. Pero antes de comenzar a explicar las ventajas del Solid Surface hemos de responder a un par de preguntas previas: ¿qué es el Solid Surface? ¿Cuáles son sus características? (más…)

Lavabos lumínicos Bathco, personalización e innovación

Lavabos lumínicos Bathco, personalización e innovación

La empresa Cantabra Bathco presentó en el pasado encuentro anual de Cevisama sus últimas novedades.

Bathco siempre ha apostado por la investigación y desarrollo de nuevos materiales (I+D+i) con el fin de trabajar materiales innovadores que permitan fabricar un producto de alta gama con características como la impermeabilidad, la resistencia, la ligereza o un acabado natural. (más…)