663 579 711 | 911 968 011 info@ibanos.com
Seleccionar página
Cómo limpiar la mampara de baño. Trucos para que quede reluciente

Cómo limpiar la mampara de baño. Trucos para que quede reluciente

Una mampara es un elemento clave en nuestro cuarto de baño. Con ella evitamos que el baño se nos llene de agua y jabón cuando nos duchamos.

Ya sea una mampara de cristal transparente o serigrafiada es uno de los elementos más estéticos del baño, pero no es tarea fácil mantenerla limpia.

Los residuos de cal que se encuentran en el agua y los restos de jabón que se pegan a la superficie le pueden dar a la estancia un aspecto más dejado, por ello, además de por la higiene es importante mantener la mampara limpia.

¿Cómo limpiar la mampara del baño?

En primer lugar debemos empezar por tener un mantenimiento cada vez que nos duchemos y así a la hora de limpiarla a fondo nos resultará también más sencillo.

La gran mayoría de fabricantes ya suelen aplicar a los cristales de las mamparas un tratamiento antical permanente o semipermanente.

Estos tratamientos suelen consistir en aplicar unos polimeros fluorados que reaccionan con la superficie del vidrio y crean una película incolora de baja energía que hace que el agua resbale con mayor facilidad arrastrando con ella la cal y suciedad.

Con estos tratamientos la mampara conservará su aspecto de nueva durante mucho más tiempo y será mucho más fácil su mantenimiento.

¿Qué pasos hemos de seguir para el mantenimiento de la mampara?

Airear el baño después de cada uso:

Si abrimos la ventana y la puerta después de ducharnos conseguiremos que el aire corra y las gotas de agua se sequen descongestionando la humedad concentrada tras la ducha.

Enjuagar la mampara después de cada ducha:

La cal tiene una singularidad y es que cuando usamos agua caliente esta se desprende y cae por el sumidero, pero no cuando está fría.

Por esta razón la cal es más propensa a aparecer en verano que en invierno y en lugares de la casa donde se lave la ropa o útiles de cocina, como por ejemplo en lavadoras y fregaderos.

Si tras ducharnos la aclaramos y pasamos un trapo seco por la mampara conseguiremos evitar que se vayan acumulando restos de suciedad.

Hora de la limpieza:

A parte de los productos específicos que podemos encontrar en los supermercados o droguerías, existen otras soluciones que se vienen haciendo desde hace décadas y con muy buenos resultados.

Te desvelamos algunos trucos para que tu mampara de ducha quede reluciente, sin cal y sin moho.

¿Cómo limpiar la cal de la mampara?

Para limpiar la cal de los cristales de la mampara debemos recurrir a uno de los mejores limpiadores y desinfectantes naturales que todos tenemos en casa: el vinagre. Además, no mancha ni estropea el cristal de la mampara a diferencia de otros productos.

Proceso:

  1. Ponemos en un cazo un poco de vinagre y antes de que hierva lo retiramos y lo metemos en un bote con pulverizador.
  2. Rociamos el contenido en la mampara y dejamos actuar unos 5 – 10 minutos.
  3. Frotamos la mampara con un paño húmedo.
  4. Frotamos con un paño seco para sacar brillo.

Con estos pasos las manchas de cal y el resto de suciedad desaparecerán, pero si las manchas persisten, otra opción es mezclarlo con dos cucharadas de bicarbonato de sodio y seguir el mismo proceso anterior.

¿Cómo limpiar el moho de la mampara?

Para una mampara con moho lo más sencillo y eficaz es rociar en la mampara y en el carril zumo de limón. Con esto evitaremos que las bacterias se propaguen y se produzca el moho.

Proceso:

  1. Exprimimos un limón y vertemos el zumo en un bote con pulverizador.
  2. Rociamos el contenido en la mampara y dejamos actuar unos 5 – 10 minutos.
  3. Frotamos la mampara con un paño húmedo.
  4. Frotamos con un paño seco para sacar brillo.

Si esto, no nos diese el resultado esperado, porque nuestra mampara esté más sucia de lo habitual recurriremos como siempre al bicarbonato.

Proceso:

  1. Mezclamos bicarbonato sódico con agua hasta que se forme una pasta.
  2. Ponemos un poquito sobre cada una de las manchas y dejamos que actué 1 hora aproximadamente.
  3. Con un cepillo de dientes que no utilicemos frotamos hasta que las manchas desaparezcan.
  4. Enjuagamos con agua templada.
  5. Frotamos con un paño seco para sacar brillo.
En verano refresca también tu cuarto de baño

En verano refresca también tu cuarto de baño

El verano es una época para descansar y relajarse, pero también son muchas las personas que deciden realizar reformas o cambios en su cuarto de baño durante este periodo.

La falta de tiempo es el principal motivo de la elección de estas fechas. Realizar una reforma conlleva tomar decisiones en relación a que productos escogemos, donde ubicamos los elementos, la mano de obra…

Si no queremos meternos en obra pero deseamos realizar un cambio en nuestro cuarto de baño de cara al verano existen varias formas de hacerlo y conseguir darle un toque fresquito y actual.

¿Cómo puedo refrescar mi cuarto de baño en verano?

La grifería, los lavabos y los accesorios son la mejor solución. Sencilla y económica.

Grifería de color

Actualmente existe una amplia gama de grifería con variedad de tamaños, colores y acabados. La grifería de color esta diseñada para destacar y dar vitalidad al cuarto de baño.

Muchas veces no nos decidimos porque pensamos ¿Y si es demasiado arriesgado?, ¿Y si me canso de ese color?

El color influye en nuestro estado de ánimo, y aunque pensemos que puede ser arriesgado, la grifería de color nos puede ofrecer, además de un estilo diferenciado, sensación de bienestar en nuestro espacio de baño. Podemos escoger tonos rosas o naranjas que nos den calidez; verdes o azules que nos den serenidad o tonos como amarillo o blanco para dar luminosidad.

Podemos encontrar diferentes colecciones de varios fabricantes, como TRES, GROHE o IMEX que unifican diseño, calidad y precio para ofrecernos grandes posibilidades.

 

 

Lavabos con decorados o de materiales novedosos.

Lavabos de diferentes materiales, texturas y decorados nos harán conseguir el estilo que deseamos tener en el cuarto de baño en verano.

Con los lavabos vintage de porcelana tendremos un estilo más rústico. El fabricante BATHCO tiene una bonita colección de lavabos vintage, con más de 19 decorados distintos que quedarán perfectos en nuestro baño.

Para conseguir un espacio más minimalista los materiales como la piedra o el cemento y terrazo con sus cálidos colores y su textura consiguen crear un entorno natural a la vez que sofisticado.

Por otra parte, si queremos dar un paso más allá y salirnos de lo convencional y de los tradicionales lavabos de porcelana, podemos optar por lavabos de acero inoxidable o aluminio. Darán un toque original y diferente y además tienen muy fácil mantenimiento.

Accesorios de baño.

Darle una vuelta a los accesorios de baño es la opción más fácil para conseguir cambiar el aspecto de nuestro cuarto de baño o aseo.

Toalleros, perchas, portarrollos, escobilleros… o incluso el espejo de baño o los apliques, son pequeños cambios que podemos realizar para darle un toque más actual a nuestro baño.

El fabricante CM Baños dispone de varias colecciones que se adaptan a todos los estilos y con posibilidad de instalación con adhesivo. Este tipo de instalación hará que no tengamos que hacer agujeros con taladro y podamos quitarlos fácilmente cuando decidamos hacer el próximo cambio en nuestro baño

Dentro de los accesorios también podemos englobar los textiles, como toallas, alfombrillas o cortinas, al cambiar el color o material conseguiremos preparar la estancia para cada temporada del año.

 

Cómo medir tu mampara

Cómo medir tu mampara

Estamos acostumbrados a comprar de todo por Internet, pero aún así sigue habiendo algunos productos que preferimos comprar en una tienda física.

En el caso de las mamparas online, aunque parezca difícil, la medición podemos hacerla nosotros mismos siguiendo unos sencillos pasos, (aunque siempre es aconsejable que las corrobore un experto antes de instalar).

A continuación explicamos como hacer la correcta medición de una mampara; común de todos los fabricante y modelos. Si surgiera cualquier duda durante la medición no dudes consultarnos y te ayudaremos 🙂

¿Cómo medir la mampara para tu ducha o bañera?

En primer lugar, debemos saber que existen tres familias de mamparas de baño: mamparas frontales, angulares y semicirculares.

Aquí veremos como medir las mamparas frontales y angulares.

Mamparas Frontalesson las que van entre paredes. Las hay disponibles tanto para bañera como para ducha.

En este caso debemos tomar las medidas milimétricamente en tres puntos distintos:

a) Parte inferior

b) Parte media

c) Parte superior

El objetivo de medir en tres partes diferentes es detectar posibles desplomes en las paredes. Una vez recogidas nos iremos al desplegable que aparece en la ficha de producto de la mampara y nos fijaremos en que estén dentro de los rangos seleccionados.

 

 

Si por ejemplo hemos obtenido las siguientes medidas del hueco de pared a pared:

a) Parte inferior: 115,1 cm.

b) Parte Media: 115,3 cm.

c) Parte superior: 115,7 cm.

Y en el desplegable nos aparecen lo siguientes rangos:

Debemos elegir el rango de 115 – 120 cm, ya que las medidas tomadas están dentro del mismo.

Es posible que en algunos casos se precise de información adicional que se complementara con fotografías de la zona.

Mamparas Angulares: Conocidas también como mamparas de rincón, ya sean de bañera o ducha tienen forma cuadrada o rectangular y normalmente apertura por el vértice.

 

Para medir mamparas angulares tomaremos las medidas desde la pared hasta el vértice de la bañera o plato (justo hasta el filo exterior), así obtendremos dos medidas (una por cada lado).

 

Tomando como referencia el vértice del plato de ducha (mirado desde fuera hacia el interior de la ducha), el lado derecho corresponde al lateral que queda a nuestra derecha y el lado izquierdo al lateral que queda a nuestra izquierda.

 

Si queremos instalar una mampara angular y tenemos las siguientes medidas:

a) Lado izquierdo (en la imagen frontal): 106,5 cm.

b) Lado derecho (en la imagen lateral): 67,5 cm.

Y el desplegable del modelo de mampara escogida nos aparecen las siguientes opciones:

El rango que elegiremos sería 105 – 109 x 65 – 70 cm, ya que nuestra medida de 106,5 cm está entre los parámetros 105 – 109 cm y la de 67,5 cm está entre los parámetros 65 – 70 cm.

Importante: la mampara nunca quedará enrasada con el borde exterior del plato, sino que habrá un retranqueo de 1 a 2 cm.

En ibaños podrás encontrar todo tipo de mamparas para tu cuarto de baño de grandes fabricantes del sector como GME, Novellini, Grandform, Becrisa o Spazia.

Grifos termostáticos, la mejor opción

Grifos termostáticos, la mejor opción

Los grifos termostáticos mezclan agua fría y agua caliente automáticamente.

Gracias a ellos, seleccionamos la temperatura y abrimos el grifo al caudal deseado, manteniendo estable la temperatura seleccionada.

Existen gran variedad de grifos termostáticos pero su uso se ha generalizado sobre todo en la ducha y el baño ya que proporcionan una gran comodidad.

¿Cómo funcionan los grifos termostáticos?

Su funcionamiento se basa en dejar pasar más o menos cantidad de agua fría según la temperatura que hayamos seleccionado. Esa temperatura se mantiene constante hasta que se vuelve a seleccionar otra, pero si el suministro del agua sufriera alguna modificación, el mecanismo se autoregularía gracias a un eje relleno de parafina que tiene en su interior. Si la parafina percibe que la temperatura del agua se incrementa, ésta se dilata y mueve la válvula dejando pasar más agua fría.

¿Qué ventajas nos ofrecen los grifos termostáticos?

Sencillez:

Los grifos termostáticos simplifican la regulación de la temperatura y el caudal del agua de manera intuitiva y fácil, ofreciendo el mayor bienestar durante su uso.

Económicos y ecológicos:

Con este tipo de grifería ahorraremos agua y energía, entorno al 35% – 50%. Una opción que mira por el medio ambiente y nuestro bolsillo.

Seguridad:

Los grifos termostaticos son una muy buena opción para los hogares donde hay niños o personas mayores ya que en el caso que se interrumpa el suministro de agua fría o caliente, el cartucho corta automáticamente calibrando la temperatura y evitando el riego de sufrir quemaduras.

Todos grifos termostáticos disponen de un botón de seguridad a 38 grados pudiendo así evitar este tipo de accidentes.

Precisión:

El ángulo de giro del volante de regulación permite la selección de la temperatura de una manera muy exacta.

Fiabilidad:

La gran mayoría de las firmas de grifería de prestigio disponen de un cartucho, con el interior fabricado en polímero, anticalcáreo y altamente resistente.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar un grifo termostático? 

A la hora de adquirirlo debemos de fijarnos en los siguientes aspectos.

Materiales de fabricación:

La calidad es muy importante a la hora de realizar una compra de la que esperamos la mayor durabilidad.

El acero inoxidable es la mejor opción para el cuarto de baño porque no es poroso, no se corroe y no acumula bacterias, lo que lo hace ideal para cualquier espacio de baño. El latón por su parte, es el material más utilizado para los accesorios de baño, no se corroe y también resulta bastante duradero y resistente.

Por último, si lo que estamos buscando es algo más económico pero sin perder calidad, también podemos decantarnos por un grifo de metal cromado y con los embellecedores de plástico.

Medidas:

Para comprar un grifo debemos tener en cuenta las medidas del baño y las del grifo que queremos incorporar. Hoy en día la ley establece unas medidas estándar, por lo que no es difícil encontrar un grifo que encaje en la bañera o ducha.

En el caso de que sea un grifo mural (empotrado a la pared), tendremos que comprobar la distancia entre las tomas de las tuberías de dicha pared. El ancho estándar es de 15cm y casi todos los grifos incluyen unas piezas de adaptación que permiten ajustar la anchura entre +/- 2,5cm (de 12,5cm a 17,5cm)

Regulador de caudal: 

Que el grifo incluya un limitador de caudal, nos permitirá ahorrar agua a lo largo del tiempo y por consiguiente, reducir nuestra factura, de una manera sencilla y cómoda.

Esta función nos permite limitar el paso de agua de manera interna, sin que tengamos que estar pendiente de ello mientras nos duchamos o bañamos.

3 ideas para un baño compartido más cómodo

3 ideas para un baño compartido más cómodo

El objetivo final de un baño compartido es conseguir que dos o más personas puedan usarlo al mismo tiempo, sin incomodidades y con un espacio de uso propio.

A continuación proponemos 4 ideas para que el día a día en un baño compartido sea más confortable.

Diseño funcional y distribución por zonas

Ya sea un cuarto de baño compartido con la familia o con la pareja hay que adaptarse al espacio disponible y delimitar las diferentes zonas de uso en las que lo queramos dividir.

En los baños compartidos hay que lograr un equilibrio entre la parte estética y la parte práctica y funcional, para conseguir un resultado bonito pero también cómodo.

Debemos pensar en las necesidades de cada miembro de la familia, no todos le vamos a dar uso de la misma manera. Debemos fijarnos en cada elemento o material que vayamos a colocar con perspectiva de futuro ya que en un baño se busca durabilidad por muchos años.

Normalmente un baño lo dividiremos en tres zonas por cada una de las funciones que realizamos en él: la zona del tocador (lavabo), la zona de baño (bañera, mampara y/o plato de ducha) y la zona de sanitarios (inodoro y bidé).

Si disponemos de espacio suficiente en los baños compartidos conviene separar el inodoro y el bidé del resto de los espacios del cuarto de baño. De esa forma se podrán hacer las necesidades sin que nadie se incomode y esconderemos también la parte menos estética del baño.

El inodoro y bidé serían los elementos principales a aislar, y en segundo lugar si seguimos con espacio suficiente es aconsejable también crear una zona para el plato de duchamampara y/o bañera consiguiendo así mayor intimidad.

Incluir un muro que separe ambas zonas de la zona del lavabo es una estupenda idea, pero si el espacio es más reducido una distribución en línea nos permite dejar libre un espacio central de paso de 60cm a 90cm. De este modo, si hay dos o más usuarios utilizando una zona concreta del baño al mismo tiempo, se previene el riesgo de molestarse al pasar.

Dos lavabos independientes o en su defecto encimera grande

En los baños compartidos siempre existe la posibilidad de que más de una persona tenga que entrar al baño a la vez. Ya sea a lavarse las manos, los dientes, maquillarse, peinarse, afeitarse… tareas que al no disponer de dos lavabos o encimera con un seno grande no se podrían realizar a la vez.

Con un lavabo doble optimizamos el tiempo en la baño, reducimos el tiempo de espera y evitamos posibles conflictos. A no ser que el baño sea tan pequeño que no nos quepa un doble lavabo o un mueble de baño con doble seno, en los baños compartidos un doble lavabo siempre es un beneficio.

Si no hay espacio para dos lavabos, se debería procurar que la encimera para baño sea lo más grande posible, para que mientras uno usa el lavabo la otra persona también pueda realizar otras tareas.

Esta es una de las mejores opciones para que varias personas usen el baño al mismo tiempo y de manera agradable.

Plus de almacenaje

Además de una buena distribución del espacio, debemos optimizarlo para conseguir el máximo espacio de almacenamiento posible.

Cada persona tiene sus propios botes, utensilios y cajas por lo que sería bueno que cada una dispusiera de su propio espacio para sus cosas. Para ello, un mueble de baño grande de 100cm o 120cm con varios cajones, donde cada uno tenga un cajón asignado o una parte del cajón con divisores es una gran ayuda.

En el caso de que los cajones no sean suficientes o el mueble de baño tenga una capacidad más reducida se puede recurrir siempre a muebles de baño auxiliares como estanterías, muebles suspendidos o columnas, que no ocupan mucho espacio y nos sirven para disponer de un lugar de almacenaje extra.

Con estos 3 consejos lograremos que nuestro baño compartido se convierta en espacio práctico, funcional y sin altercados, además de cómodo y bonito.

 

¿Qué espejo de cuarto de baño elijo?

¿Qué espejo de cuarto de baño elijo?

Un espejo es un elemento imprescindible en el cuarto de baño. Lo utilizamos diariamente para peinarnos, afeitarnos, maquillarnos… Por ello, es importante que además de estéticamente a nuestro estilo de baño se adapte perfectamente a nuestras necesidades

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir un espejo para el baño?

Lo primero que debemos hacer antes de elegir un espejo es medir el espacio disponible.

Antes de adquirir el espejo mediremos el espacio de nuestra pared. Tan importante es el ancho para que encaje con nuestro mueble de baño como el alto, y a la hora de colocarlo centrarlo para no dejarlo ni muy alto ni muy bajo.

Por otra parte, si lo que queremos es que el cuarto de baño parezca más grande y mas luminoso de lo que es, podemos escoger un espejo que ocupe toda la parte superior de la pared creando así sensación de amplitud.

En segundo lugar, otro aspecto importante es la forma del espejo. Existen espejos cuadrados, rectangulares, circulares, ovales y otras formas más inusuales y decorativas como gotas de agua, estrellas…  Si quieres un cuarto de baño fuera de lo común y original, con algo tan básico como un espejo puedes conseguirlo.

¿Qué tipos de espejos de baño existen?

Actualmente existen muchas opciones de espejos de baño:

Espejos sin marco:

Los espejos sin marco son los más sencillos, se fabrican en diferentes medidas y se adaptan tanto a baños modernos como clásicos. Además, algunos disponen de bordes biselados, bordes redondeados y/o se realizan con originales formas.

Este tipo de espejo tiene la ventaja de que toda la superficie es visible y no hay ningún marco que quite superficie al espacio donde no reflejamos.

Espejos con marco:

Un espejo con marco es mucho más decorativo, ya que el marco normalmente va a juego con el mueble de baño elegido. Los marcos suelen ser de madera o de metal preparados para las condiciones del baño.

También se puede adquirir un espejo sin marco y nosotros mismo enmarcarlo con el diseño y acabado que más nos guste.

Si elegimos un marco moderno y esmaltado o un modelo de metal dará un toque más actual al baño, mientras que si nos decidimos por uno con muchos decorados o más recargado creará un ambiente clásico y elegante.

Espejos con repisa:

Un espejo con balda no ocupa mucho espacio y permite depositar las cosas que utilizamos a diario y tenerlas a mano. Es una alternativa perfecta a los camerinos si no disponemos de mucho espacio en el baño.

Por otra parte, en el caso de que si dispongamos de más espacio y se complemente con uno o varios muebles auxiliares podemos crear composiciones originales y prácticas.

Camerinos o espejos con armario:

Los espejos con vitrina o camerinos son una opción con doble funcionalidad armario y espejo, perfecto para disponer de un lugar de almacenamiento extra.

Estos modelos suelen ser bastantes más voluminosos y es importante fijarnos en que no interfieran con las puertas del baño o de otro mobiliario cercano.

Podemos encontrar camerinos de diferentes medidas, con una, dos, tres o cuatro puertas, en diferentes acabados y con o sin luz. Si disponemos de espacio suficiente, como bien hemos dicho, un camerino es la opción perfecta para cuartos de baños en las que necesitamos una capacidad extra de almacenamiento.

Espejos LED retroiluminados:

Este tipo de espejo está especialmente indicado para las personas que se maquillan y/o afeitan o depilan el cuarto de baño. Simplemente necesitamos tener una toma de corriente cerca y enchufarlos.

Los espejos LED suelen encajar con cuartos de baño más modernos.

Actualmente los hay disponibles con tiras led en los laterales o en la parte superior del espejo o retroiluminados por la parta de atrás del espejo.

Este tipo de espejos ofrecen múltiples ventajas ya que sirven como luz ambiental y de zona, sin provocar sombras ni reflejos y ofrecen una gran potencia con muy poco consumo de energía.

No obstante cada vez el mercado ofrece más variedades con complementos extras como reloj digital, sistema antivaho, reproductor musical o conexión USB, buscando la mayor comodidad del usuario en el cuarto de baño.

Radiadores – espejo decorativos:

Otra solución con doble funcionalidad son los radiadores que cuentan con una superficie de espejo.

Esta propuesta además de ser muy decorativa, es ideal tanto para cuartos de baño como para pasillos o cualquier otra estancia del hogar.

Espejos de aumento con brazo extensible:

Por último, podemos hablar de los espejos supletorios o auxiliares de aumento que por una cara reflejan las imágenes en tamaño real y por la otra se pueden ver los pequeños detalles con aumento.

Este espejo con su brazo extensible se ajusta a la distancia que se necesite y posteriormente se pliega y recoge de forma fácil y sencilla cuando ya no se esté usando.